viernes, 27 de enero de 2017

BAGELS DE ZANAHORIA Y SEMILLAS DE AMAPOLA

¡BAGELS!





Mira que este pan con agujero en el centro en su forma tradicional (harina, agua, levadura y sal) está bien bueno pero esta receta que he preparado es deliciosa. Antes de ser horneado se cocina en agua y esto hace que sea un pan denso con una corteza ligeramente crujiente. Mi nueva elaboración son estos bagels de zanahoria y semillas de amapola que le aportan un crujiente divino y el color es bien bonito.

Si no son consumidos todos se pueden congelar (envueltos en film transparente y metidos en una bolsa para congelar) y una vez descongelados están igual que recién horneados. También deciros que 3 días en una bolsa de plástico se mantienen tiernos.

Este pan se puede comer solo pero acompañado siempre está mejor. Esto del relleno lo dejo a vuestra elección, pero mi preferido es aguacate, queso de untar o jamón.





Ahora voy con la receta para 8 bagels ¨grandotes¨ de unos 80 gr. o 90 gr. aproximadamente.

Ingredientes:

450 gr de harina de trigo
7 gr de levadura seca
1 cucharadita y media de sal
160 ml de el jugo de zanahoria (zanahoria licuada)
60 ml de agua
2 cucharadas de aceite de girasol
1 huevo L
1 y 1/2 cucharada de semillas de amapola
1 huevo más 1 cucharadita de agua para pincelar
Semillas de amapola y semillas de sésamo negro para decorar (opcional)


Elaboración:

En un bol ponemos la harina tamizada, la levadura seca (en mi caso es del Mercadona y se puede añadir directamente a la harina), la sal y las semillas de amapola y mezclamos todo. En el centro ponemos el huevo y el aceite. Calentamos el agua y el zumo de zanahoria, sólo unos segundos y lo añadimos a la harina. Ahora mezclamos todo con una cuchara y dejamos reposar 5 minutos. Volvemos a la masa, la ponemos encima de la mesa de trabajo y amasamos un par de minutos, ya estará más manejable. Dejamos 5 o 10 minutos de reposo y amasamos por última vez. Conseguiremos una masa que ya no se pega.

Hacemos una bola y la ponemos en un cuenco tapado con film y dejamos fermentar 45 minutos.





Pasado el tiempo, dividimos la masa en 8 partes, hacemos bolas. Vamos cogiendo una bola, la aplastamos ligeramente, y con el dedo hacemos un agujero en el centro.




Una vez que tengamos las rosquillas las ponemos en la bandeja donde vamos a hornearlas y dejamos 25 minutos de reposo. Mientras en una olla ponemos abundante agua a hervir y encendemos el horno a 230°, calor arriba y abajo.




Ahora cogemos los bagels y los vamos pasando por el agua, un minuto por cada lado. Importante que estén ese tiempo así que cronómetro en mano. Las vamos sacando y las dejamos en una rejilla para que dejen el exceso de agua.

A continuación las disponemos en la bandeja del horno separadas entre sí, las pintamos con la mezcla de huevo y la cucharadita de agua, y echamos encima las semillas.




Las horneamos durante 15 o 20 minutos, cuando estén ligeramente doradas están listas. 
Las sacamos del horno, las dejamos enfriar y a comer como más os guste.




                       

                       


Propuestas saladas: 

Pimientos del piquillo y pavo.
Aguacate.
Lechuga, pavo y salmorejo.
Tortilla de patatas
Paté

Propuesta dulce:

Nutella
Mermelada
Mantequilla
Y tostados con aceite de oliva es vicio.

Si os decidís a probarlos ya me contaréis. Os van a gustar mucho.


Un beso dulcer@s



No hay comentarios:

Publicar un comentario