domingo, 18 de diciembre de 2016

GALLETAS DE JENGIBRE NAVIDEÑAS

¡GALLETAS DE JENGIBRE!





Creo que la navidad es la época del año en la que más dulces se hacen y se comen.

Como amante de la repostería, pues que os voy a decir, que me encanta. No me hacen falta escusas para meterme en la cocina a hornear, pero he de reconocer que si mi debilidad, mi hija, me pide galletas lo hago con más ganas. El jengibre recuerda a la navidad, y estas galletas te dejan un ligero picor en la boca que te engancha.

Es una masa de galletas muy sencilla, aunque si bastante pegajosa. Con unas horas de reposo en el frigorífico estará lista. Necesitamos amasadora de pie o manual, o bien, estando la mantequilla bien pomada y teniendo un buen brazo a mano también salensalen.
Se pueden decorar con glasa, fondant, o simplemente dejarlas así porque están bien ricas. 
Yo le he hecho agujeros con una pajita para así poder colgar algunas del árbol.




Ahora voy con la receta para unas 20 galletas entre medianas y grandes.

Ingredientes:

115 gr de mantequilla a temperatura ambiente, pero bien pomada
75 gr de azúcar mascabado
1 yema de huevo L
90 gr de miel de caña
250 gr de harina de trigo
1/2 de cucharadita de canela
1, 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
1/4 de cucharadita de nuez moscada
1/4 de cucharadita de bicarbonato
Pizca de sal


Elaboración:

En el vaso de la amasadora ponemos la mantequilla y batimos un par de minutos. Mientras en un bol tamizamos los ingredientes secos y reservamos. Recogemos la mantequilla de los bordes del bol y añadimos el azúcar y batimos hasta conseguir una pasta, con 5 minutos estará listo. Incorporamos la yema, integramos y echamos la miel, seguimos batiendo durante 1 minuto más a velocidad media.

Ahora añadimos la harina con las especias ya tamizadas. Integramos totalmente la harina, yo termino de amasar con las manos.

Ponemos la masa entre 2 hojas de papel vegetal y la estiramos, yo las hago de un grosor de medio centímetro, ayudándome de un rodillo con anillas. Ahora llega la hora de refrigerar, con un par de horas estará bien, menos no, sino nos costará trabajarla.
Pasado este tiempo, ponemos el horno a pre-calentar a 180° C, sacamos la masa, y cortamos con nuestros cortadores. Colocamos en la bandeja, separamos entre ellas porque crecen un poco y horneamos durante 15 minutos.

Con la masa sobrante hacemos más, la trabajamos rápido para que no tengamos que volver a meterla en el frigorífico.




Hacerla, son adictivas.


Un beso dulcer@s



jueves, 15 de diciembre de 2016

TARTA RÚSTICA



 ¡CALABACÍN, MOSTAZA Y QUESO ROQUEFORT!







Dos veces he hecho esta tarta, y esta última a mejorado. Por eso la quiero compartir esta semana con vosotros. Es fácil de hacer, en hora y media esta lista. La base es una autentica delicia, crujiente y el relleno es una maravilla. Vamos a mi me vuelve loca.
Ahora que llega la navidad ya tenéis una propuesta de entrante. 

Salen 6 porciones y voy ya con la receta.

Ingredientes para la base de masa quebrada integral:

75 gr de  harina de trigo normal
75 gr de harina de trigo integral
70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo M o L (indiferente)
Un pellizco de sal

Ingredientes para el relleno:

2 calabacines pequeños/medianos
Salsa de mostaza
50 gr de queso roquefort
Sal y pimienta

Elaboración:

Empezamos con la masa quebrada. En un cuenco ponemos las dos harinas junto con la mantequilla y empezamos a mezclar con las manos. A mitad del proceso añadimos el huevo y la pizca de sal y ahora si se amasa hasta que este todo integrado. No amasar demasiado, solo integrar todo y hacer una bola, envolver en film transparente o papel de aluminio y meter en el frigorífico durante una hora. Mientras preparamos el relleno.

Cortamos con una mandolina los calabacines, tienen que quedar lo mas fino posible. Hacemos las rodajas en la plancha o salten, unos segundos por cada lado de cada rodaja y las reservamos en un plato.

Trascurrida la hora, pre-calentamos el horno a 180 grados, echamos harina en la encimera y estiramos la masa lo mas fina posible, haciendo un rectángulo con bordes disparejos. Colocamos la masa encima de papel vegetal y esto encima de vuestra bandeja de horno. Ahora echamos la mostaza por encima, extendemos con ayuda de una brocha pero sin que llegue a los bordes de la masa, haceros un rectángulo con un cuchillo, marcando solo un poco y que así queden por fuera los bordes desiguales que sera lo que doblemos para adentro una vez terminada (esto yo lo hago de ayuda, para saber hasta donde tengo que poner calabacin). Troceamos el queso roquefort y lo vamos poniendo encima de la mostaza.





 Ahora añadimos el calabacín, poniéndolo bien ordenado, que quede bonito (por la vista también se come). Con dos calabacines salen dos capas, así que la sal y la pimienta se echa una vez este colocada la primera capa, y después la segunda capa de calabacín ( sal y pimienta).





Doblar los bordes para adentro, dejando un rectángulo casi perfecto.





Con la brocha untada en la mostaza pintamos un poquito (muy poquito) la masa y lista, preparada para el horno.
Hornearemos 30 minutos, a 180 grados.





Os quedara crujiente y bien deliciosa.


Un saludo dulcer@s.

sábado, 10 de diciembre de 2016

BOLLOS DE PAN

¡BREAD BUNS O BOLLOS DE PAN!


Estos bollos de pan son muy tiernos, recuerdan al pan de molde. Se pueden rellenar de dulce o salado porque la verdad le va tanto la mermelada como el jamón, la mantequilla como el queso de untar y todo esta bueno.





En mi caso los he hecho en forma de osos por la pequeña de la casa pero podéis hacer bollos redondos pequeños, grandes o alargados tipo pan de perrito.

Ahora lo importante, la receta, para 8 bollos en forma de osos o 10 bollos normales.

Ingredientes:

300 gr de harina de fuerza
175 gr de leche desnatada (si tenéis leche semidesnatada o entera también vale)
40 gr de mantequilla pomada
1 cucharada de azúcar mascabado (moreno o blanco)
1 cucharadita de sal
1 huevo L
16 gr de levadura fresca

Elaboración:

En un bol mezclar la harina con la sal y el azúcar. Disolver la levadura en la leche templada y añadir a la harina junto con el huevo. Con una cuchara mezclar todo bien, volcar la mezcla a la superficie de trabajo y amasar con reposos (amasa 1 minuto, reposa 10 minutos) con 2 o 3 amasados y reposos tendrás una masa que no se pega y que esta lista para añadir la mantequilla. Esta parte es la mas trabajosa. Pon la mantequilla encima de la masa y trabaja la masa. Ahora toca el mismo proceso anterior, amasado y reposo hasta que obtengáis una masa lisa. Ponla en un bol engrasado y deja reposar durante 1 hora o hasta que doble su volumen, en mi caso 30 minutos, ya que lo pongo en el lugar mas cálido de la casa que esta a 21 grados.

Pasado este tiempo quita el aire a la masa simplemente poniendo la masa en la superficie de trabajo y apretando con los dedos hasta que no queden ninguna burbuja de aire. Ahora a dar forma. En mi caso he hecho 8 bollas de 53 gr cada una y el resto que ha sobrado las bolitas para las orejas, pies y cola. Poner en el recipiente que vayáis a hornearlos previamente engrasado con un poco de separación entre ellos, se juntaran en el horneado.





Enciende el horno a 200 grados con calor arriba y abajo y mientras reposan los bollos 15 o 20 minutos. Hornea durante 20 minutos, pero siempre vigilando para que no se quemen, tienen que estar dorados. Sacar del horno y dejar enfriar encima de una rejilla.
Para hacer las caras yo he utilizado un rotulador comestible.





Espero que los hagáis y disfrutéis de vuestros rellenos.


Un saludo dulcer@s.