domingo, 18 de diciembre de 2016

GALLETAS DE JENGIBRE NAVIDEÑAS

¡GALLETAS DE JENGIBRE!





Creo que la navidad es la época del año en la que más dulces se hacen y se comen.

Como amante de la repostería, pues que os voy a decir, que me encanta. No me hacen falta escusas para meterme en la cocina a hornear, pero he de reconocer que si mi debilidad, mi hija, me pide galletas lo hago con más ganas. El jengibre recuerda a la navidad, y estas galletas te dejan un ligero picor en la boca que te engancha.

Es una masa de galletas muy sencilla, aunque si bastante pegajosa. Con unas horas de reposo en el frigorífico estará lista. Necesitamos amasadora de pie o manual, o bien, estando la mantequilla bien pomada y teniendo un buen brazo a mano también salensalen.
Se pueden decorar con glasa, fondant, o simplemente dejarlas así porque están bien ricas. 
Yo le he hecho agujeros con una pajita para así poder colgar algunas del árbol.




Ahora voy con la receta para unas 20 galletas entre medianas y grandes.

Ingredientes:

115 gr de mantequilla a temperatura ambiente, pero bien pomada
75 gr de azúcar mascabado
1 yema de huevo L
90 gr de miel de caña
250 gr de harina de trigo
1/2 de cucharadita de canela
1, 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
1/4 de cucharadita de nuez moscada
1/4 de cucharadita de bicarbonato
Pizca de sal


Elaboración:

En el vaso de la amasadora ponemos la mantequilla y batimos un par de minutos. Mientras en un bol tamizamos los ingredientes secos y reservamos. Recogemos la mantequilla de los bordes del bol y añadimos el azúcar y batimos hasta conseguir una pasta, con 5 minutos estará listo. Incorporamos la yema, integramos y echamos la miel, seguimos batiendo durante 1 minuto más a velocidad media.

Ahora añadimos la harina con las especias ya tamizadas. Integramos totalmente la harina, yo termino de amasar con las manos.

Ponemos la masa entre 2 hojas de papel vegetal y la estiramos, yo las hago de un grosor de medio centímetro, ayudándome de un rodillo con anillas. Ahora llega la hora de refrigerar, con un par de horas estará bien, menos no, sino nos costará trabajarla.
Pasado este tiempo, ponemos el horno a pre-calentar a 180° C, sacamos la masa, y cortamos con nuestros cortadores. Colocamos en la bandeja, separamos entre ellas porque crecen un poco y horneamos durante 15 minutos.

Con la masa sobrante hacemos más, la trabajamos rápido para que no tengamos que volver a meterla en el frigorífico.




Hacerla, son adictivas.


Un beso dulcer@s



No hay comentarios:

Publicar un comentario